miércoles, 6 de agosto de 2014

Los exalumnos y los ex alumnos



Como prefijo, ex significa “fuera” o “más allá”, con relación al espacio o al tiempo. Extemporáneo (fuera de tiempo), excéntrico (fuera del centro), exaltar (colocar más allá de lo alto).

Como todo prefijo, este EX va pegado al lexema.  Por lo tanto, si escribimos exalumno, lo que estamos diciendo es que dicha persona está fuera o más allá del alumno, cuando en realidad lo que queremos decir es que esa persona fue alguna vez alumno y dejó de serlo; de ninguna manera queremos decir que esa persona está fuera de sí o más allá de sí, porque nadie es alumno ab ovo.

Idea para película de terror. Una mujer joven pare un bebé, y la partera que recibe a la criatura dice: ¡Felicidades, muchacha, es un alumno! El alumno recién nacido suelta el llanto y de su boca escapan íncubos y súcubos. Uno de ellos se posa sobre la cabecera de la cama, y la partera dice, divertida: ¡Mire, señora, un exalumno! Déjeme traer el insecticida.
 
A propósito. En nuestro patológico nacionalismo las mujeres mexicanas no dan a luz niños o niñas, sino soldados. Pero eso es harina de otro costal.

La misma preposición latina ex puede ser utilizada en español como adjetivo, para referirnos a lo que fue y ha dejado de ser tal. 

Con el propósito de no confundir el adjetivo con el prefijo, conviene mantenerlo separado del sustantivo al que está calificando, como en los siguientes casos: ex alumno, ex presidente, ex combatiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario